Carrito de compra

Detalle de Blog

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TONIFICAR TU PIEL?

TONIFICACIÓN

 

Existen tres pasos fundamentales para cuidar la piel de tu rostro: limpiar, tonificar e hidratar  Si eres constante en seguir estos pasos, estarás en el camino de tener una piel radiante, sedosa e hidratada. Además, debemos procurar que los productos sean naturales.

 

¿Por qué tonificar la piel?

Recuerda que el cuidado de la piel empieza con la limpieza, ya que te ayudará a eliminar las impurezas acumuladas durante el día o la noche, utiliza una Leche Desmaquillante y un Gel Limpiador o un Jabón Natural de Avena con Miel o Carbón Activado.

Después de la limpieza viene la función del Tónico: hace que la limpieza sea más profunda, eliminando lo que el jabón no puede y, con ello, despejando nuestros poros de impurezas. El Tónico nos ayuda a limpiar y mejorar algunas características de la piel, tal como: eliminar exceso de grasa, minimizar los poros, mantener el equilibrio del pH natural de la piel, hidratar y preparar la piel para el siguiente paso de nuestro tratamiento cosmético que es la hidratación.

¿Cómo tonificar la piel?

Debes utilizar un tónico libre de alcohol y que sea de acuerdo a tu tipo de piel, si es mixta o grasa, un tónico astringente te vendrá muy bien pues controlará exceso de grasa y te ayudará a disminuir imperfecciones; por el contrario, es normal a seca lo ideal será un tónico hidratante ya que mejorará el aspecto de tu piel manteniéndola más hidratada y suave.

¿Con qué frecuencia debo usarlos?

De rutina, utilízalos por la mañana y noche, todos los días, después de realizar tu limpieza facial, también si lo prefieres, puedes llevarlos contigo y aplicarlos durante el día para refrescar tu piel.

Ahora estarás lista para el siguiente paso: La Hidratación.

Publicación más antigua Publicación más reciente